El Valle de Antón tours

2 Tours, Actividades y Experiencias

La Zona

El pueblo de El Valle de Antón se encuentra en la provincia de Coclé, 120 km de la ciudad de Panamá. El pueblo está situado en la caldera del segunda más grande volcán habitado en el mundo. Ahi este microclima, cerca del bosque nublado creó unas grandes variedades en la flora y fauna.

Cosas que hacer en el Valle de Anton

Mercado de vegetales y Mercado artesanal: Aquí puede comprar frutas, plantas ornamentales, flores y orquídeas y echar un vistazo al arte local y artesanías locales. Incluyendo: cerámica, bateas (bandejas de madera), cestas, sombreros, madera tallada y totumas pintadas (tazas hechas de calabaza) y baratijas hechas de bellota. Algunos indios Kuna también ofrecen sus artesanías, como molas coloradas y joyería.

Museo de El Valle (junto a la Iglesia Católica): Aquí usted encuentrará una colección bien ordenada de Arte  precolumbiano / Arte Religioso / Etnografias del siglo XIX. y XX. / artesanía / Pinturas y información geológica.

Observación de Aves: El Valle es uno de los mejores lugares en Panamá para ver aves tropicales. Los encontrará en el valle y en el bosque nuboso del Monumento Gaital.

Petroglifos: La Piedra Pintada. Estos petroglyfos precolumbianos (más una roca) no se han podidos decodificar todavía. Algunos lugareños dicen que ha sido un mapa de comerciantes, otros dicen que es un mapa de cuevas que conectan las montañas de los alrededores. 

El Alquiler de Caballos: Si usted tiene un gusto ecuestre, entonces usted necesita visitar el Alquiler de Caballos ubicado cerca del Hotel Campestre y hacer un recorrido a caballo por las montañas. Hay un establo con más de treinta caballos y el paseo viene con una guía para su comodidad.

La Aventura Canopy: Está suspendido a pocos metros por encima del suelo de la selva tropical en un arnés. Se cuelga por encima de los árboles desde una plataforma a otra plataforma. Hay seis plataformas en total.

Recorre La India Dormida: Es el cerro más famoso de El Valle de Antón, tiene su propia leyenda y fue inmortalizada en una poesía de Rogelio Sinán. Todo el filo de este cerro se puede caminar en unas cuantas horas en un recorrido de 15 kilómetros si se sigue la ruta propuesta. 

 

Iniciar sesión